Ribadesella es un concejo con mar y monte. Huele a Cantábrico y a Picos de Europa. Y al agua dulce del río Sella. A historia y tradición. A gastronomía y pesca. A territorio asturiano. A turismo para todas las edades.

Su encanto urbano se observa desde lo alto de la Ermita de Guía. La vista se pierde por el Paseo de la Grúa, la Ruta Histórica del Puerto, el Paseo Princesa Letizia, el de los Vencedores del Sella. Los ojos se clavan inevitablemente en la playa de Santa Marina, inmensa y perfecta, en el paseo que la cobija, lleno de majestuosas construcciones indianas, llenas de historia y color del siglo XX.

La vista se vuelve al pasado, muy lejano, hasta pisar las huellas que los dinosaurios dejaron en la Punta´l Pozu.

La magia de Ribadesella reside igualmente en la zona rural, dibujada por las formas de la arquitectura popular y las casonas solariegas y salpicada, otra vez, por la fuerza del Cantábrico, que se resguarda en pequeñas calas salvajes y se estrella contra inmensos acantilados hasta salir, con toda su furia, por los ‘bufones’ que braman para poner banda sonora a la Naturaleza del Paraíso riosellano.

QUE VISITAR EN RIBADESELLA:

CUEVA DE TITO BUSTILLO

La cueva de Tito Bustillo (o El Pozu’l Ramu en asturiano) ,es una cueva con pinturas prehistóricas desde el 33.000 hasta el 10.000 a. C. Situada en Ribadesella, en el Principado de Asturias (España).

Fue descubierta en 1968 por el grupo de espeleología Torreblanca, guiado por varios jóvenes de la villa . Tres semanas después, Celestino “Tito” Bustillo fallece en un accidente de montaña y en su honor ponen su nombre a estas cuevas, ya que su hermana estaba entre los descubridores. Está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008, dentro del sitio «Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España» (en inglés, Cave of Altamira and Paleolithic Cave Art of Northern Spain).

(ENTRADAS A LA CUEVA DEBEN DE COMPRARSE CON TIEMPO)

Distancia : 22.4 Km,
Tiempo: 25 Min

Foto: SRT / TurismoAsturias.es